miércoles, 18 de febrero de 2015

Las Dos Nadas, poema de Ricardo R. CASTERAN



Juego de no se sabe que designios
azar furtivo o pertinaz porfía, 
travieso albur de inciertas estructuras,
equilibrio inestable de partículas,
éramos nada, ni siquiera sombras,
antes del gesto que nos concebía.
Y a nada individual pueden llevarnos
 los manantiales turbios de la vida:
con ojos mortales, por un tiempo,
vemos el sol, la frágil luz del día,
y hallan los pies la tierra que, muy pronto,
vendrá a cegar nuestras expectativas.
Un poco de conciencia entre dos nadas:
tal lo que encierra la sabiduría.
La nada nos precede y nos retira
del duro hacer, de la perpleja vía
del existir, de los insomnes ojos,
del estupor de tantas agonías.
Por la nada bregamos lo que somos,
vueltos en cuerpo y alma a la ceniza.

Cuando ella nos recobre, dispensándonos

del error lamentable de estar vivos,
ni tan siquiera habrá de atormentarnos
el misterio pasmoso de haber sido.



Ricardo Casterán, "Las dos nadas", 12 Dic. 1993
Publicado en LA GACETA, 21/2/2010


Ricardo R. Casterán (1/12/1921-4/5/2001). Profesor universitario de francés y de historia del arte. Poeta, colaborador de la Gaceta Literaria. Escribió en francés y en español. Ver publicación en La Gaceta de Tucumán, del 4/5/2002: “Presentan una traducción de Ricardo Casterán sobre "Fedra"”. Y “Mujica Lainez versus Casterán, el profesor rumiante”, 28/2/2010.

Mejor blog de Poesía 2008

Mejor blog de Poesía 2008
Premio 34ª Feria del Libro, 2008

Nuestros Lectores

Visto en Tucumán (Videos)

Loading...